• 0

El árbol de canelo

Uno de los árboles con mayor significación simbólica y espiritual del sur de América. Crece únicamente en terrenos capaces de mantener cierta humedad desde el río Limarí hasta Tierra del Fuego. Es sagrado por muchas razones para el pueblo mapuche, entre ellas se considera que su tronco recto canaliza los mensajes ocultos del cielo y la tierra; un árbol que nos ayuda a ver las cosas con claridad y de manera luminosa.

Es un árbol muy bonito, con hojas grandes y alargadas, cuyo reverso es de un gris brillante casi plateado. En Chiloé se dice que cuando este árbol mágico da vuelta sus hojas mostrando este lado, indica que se aproxima la lluvia. Florece de septiembre a noviembre dando pequeñas flores blancas.

Su corteza recuerda el aroma del clavo de olor y/o nuez moscada. Sus flores blancas tienen olor suave -dulce- discreto un poco anisado. Sus bayas son comestibles y también muy pimentadas. La particularidad picante del árbol se observa también en el nombre que se ocupa en el extranjero para nombrar las bayas, en francés se le dice: poivre de Patagonie, poivre austral y poivre de Chiloé (pimenta de Patagonia, pimenta Austral, pimenta de Chiloé).

Además de sus usos ancestrales y sagrados, es un árbol rico en propiedades medicinales. El canelo ostenta ser tónico y estimulante, efectivo contra la debilidad general del organismo, cansancio nervioso y fatiga. Incluso, en el pasado se hizo famoso mundialmente por salvar marineros del escorbuto por su altísimo contenido de vitamina C.

Compartir

Close Cart